Anatomía de los órganos sexuales internos masculinos

Los órganos sexuales del hombre, distinto a las mujeres, se perciben fácilmente a simple vista.  En otras palabras, son mayormente externos.  Para el varón el tamaño de su pene es importante, ya que para algunos individuos la longitud del miembro es prueba de su virilidad y fertilidad.

Sin embargo, los órganos más fundamentales en el tema de la fertilidad son los internos donde se producen las hormonas sexuales y las células reproductivas.  El sistema reproductor masculino está compuesto de los testículos, las vesículas seminales, la próstata, entre otras partes.  A continuación una explicación del aparato reproductor del hombre.

Anatomía de los órganos sexuales internos del hombre

Anatomía de los órganos sexuales internos del hombre

Testículo

Tiene dos funciones primordiales: fabricar células como el espermatozoide y hormonas sexuales como la testosterona.  Se encuentran dentro del escroto, que es una bolsa de piel levemente cubierta de vello.

Próstata

Se ubica debajo de la vejiga y es parecida en forma y tamaño a una nuez.  Su función principal es segregar un líquido alcalino que es parte de la eyaculación.  La próstata produce aproximadamente el 30% del fluido seminal (eyaculación).

Vesículas seminales

Estructuras en forma de bolsa que se ubican arriba de la próstata.  Producen alrededor del 70% restante de la eyaculación.

Epidídimo

Conducto largo y delgado, de alrededor de 19 pies (6 metros), que se encuentra enroscado arriba del testículo.  Los espermatozoides se almacenan en este conducto por varias semanas hasta que maduran.  El epidídimo conecta con el conducto deferente.

Conducto deferente

Por este conducto pasa la esperma, una vez sale del epidídimo, hacia el escroto.  Al surgir la eyaculación, este órgano ayuda a los espermatozoides, que de por sí no tienen mucho movimiento, a salir por el pene a través de la uretra.

Vejiga urinaria

Es donde se concentra la orina, que luego es expulsada por la uretra.

Además es importante mencionar al espermatozoide, la célula reproductiva masculina, que consiste de una cabeza, un cuello, una parte media y una cola.  Un espermatozoide normal tiene 23 cromosomas en la cabeza y  junto a los 23 cromosomas del óvulo normal suman los 46 cromosomas humanos al fecundarse.  Los testículos producen millones de espermatozoides durante la vida del varón.  De hecho, el hombre puede seguir produciendo espermatozoides hasta los 70 o 80 años de edad.

Ilustración de un espermatozoide

Ilustración de un espermatozoide

Como dato interesante los testículos deben tener una temperatura más baja que la corporal.  Si la temperatura es muy fría, el escroto se acercará más cuerpo, y si es muy cálida se alejará del mismo.

Fuentes: Sexualidad Humana de Janet Shibley Hyde y John D. DeLamater

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sexualidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deje un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s