[Infografía] ¿Qué pasa en mi cuerpo?: Las hormonas sexuales y sus funciones

¿A qué puedes culpar cuando te dan dolores menstruales? Pues, a las hormonas.

Las hormonas son sustancias químicas producidas por las glándulas endocrinas y transportadas por el torrente sanguíneo. Hay distintos tipos de hormonas, pero en este caso se hablará de cuatro de las sustancias que regulan los procesos sexuales del ser humano.

Infografía que explica cuatro hormonas sexuales y sus funciones.
Infografía que explica cuatro hormonas sexuales y sus funciones.

Las glándulas endocrinas primordiales son la tiroides, las suprarrenales, el páncreas y otras. Las que están relacionadas a las hormonas sexuales son la pituitaria, las gónadas (ovarios y testículos) y el hipotálamo.

Es el hipotálamo, que se encuentra en el cerebro y es del tamaño de una almendra, ayuda a producir la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), que causa cambios en la pubertad. A su vez, la GnRH es la que activa a la pituitaria para que produzca las hormonas folículo estimulante (FSH) y luteinizante (LH).

La hormona FSH ocasiona que el ovario produzca óvulos en las mujeres, y en los hombres incita la producción de espermatozoides. La hormona también está relacionada al desarrollo de características sexuales en los niños cuando entran en la pubertad.

Asimismo, la hormona LH participa en la producción de testosterona en los varones y regula la secreción de estrógenos en las féminas. Los ovarios, por su parte, elaboran los estrógenos y la progesterona, hormonas que se intensifican en la mujer una vez llega a la pubertad.

Por otro lado, los estrógenos realizan varias funciones, entre estas, estimula el crecimiento del útero y de la vagina, amplía la pelvis y provoca el crecimiento de las mamas. Igualmente, son responsables de mantener las membranas mucosas de la vagina y de promover el crecimiento de músculos y de huesos. Durante la vida de una mujer, los niveles de estrógenos fluctúan, siendo más altos durante el ciclo menstrual y el embarazo; bajando considerablemente en la menopausia.

Durante la pubertad los niveles de estrógenos en las niñas aumentan de ocho a diez veces, y propician cambios en los órganos sexuales y en el cuerpo. Algunos de estos cambios son: acentuación de la cintura, ensanchamiento de las caderas, aparición del acné juvenil, y del vello púbico y axilar. Además, ocasiona la primera menstruación (menarquía) en las niñas. Los estrógenos promueven la pigmentación de la piel en diferentes partes del cuerpo, incluyendo los pezones y los genitales, y están atados al comportamiento sexual de la mujer, entiéndase la libido.


Libido es lo que se conoce como el deseo sexual o el impulso sexual en los hombres y en las mujeres. Esa energía influenciada por las hormonas se intensifica en las mujeres antes de la ovulación.


Cuando los niveles de estrógenos descienden en la pre menopausia y en la menopausia, se presentan ciertas alteraciones en la vagina: estrechamiento, resequedad y pérdida de elasticidad, que pueden provocar dolor coital. Las mujeres también pueden experimentar otros cambios físicos y psicológicos relacionados con la baja de estrógenos.

Por otra parte, la progesterona es la hormona que prepara al endometrio en caso de que se fecunde un óvulo y se impregne en él. También causa que el riñón retenga sal y agua lo que provoca un aumento de peso y acumulación de líquidos en los senos, en el abdomen y en las piernas, síntomas relacionados al síndrome premenstrual (SPM).

En los hombres la hormona primordial es la testosterona, que se produce en los testículos y pertenece al grupo de los andrógenos. La testosterona se transporta por la sangre ocasionando cambios físicos y psicológicos, entre estos, el desarrollo de los órganos sexuales masculinos durante la pubertad, el crecimiento del vello corporal y de la masa muscular. Además, estimula la producción de esperma e influye en algunos estados anímicos. Cuando el hombre envejece, la producción de testosterona disminuye y se presenta la andropausia (menopausia en los varones).

La pituitaria promueve las hormonas llamadas prolactina y oxitocina. La prolactina induce la secreción de leche en las glándulas mamarias después que una mujer ha dado a luz. La oxitocina incita la salida de la leche materna por los pezones y estimula las contracciones del útero durante el parto.

La oxitocina es segregada durante el embarazo en pequeñas cantidades y se intensifica en el trabajo del parto, promoviendo que los músculos del útero comiencen las contracciones uterinas que permiten la expulsión del bebé. De igual manera, suscita las contracciones del útero durante el coito para facilitar que la esperma llegue al óvulo. Esta hormona está ligada a las emociones humanas, especialmente, al vínculo entre madres e hijos.

Ahora que conoces las funciones de algunas hormonas relacionadas a los cambios sexuales que experimentan los humanos en la pubertad, puedes entender lo que ocurrió en tu cuerpo mientras crecías. Al envejecer, las hormonas siguen trabajando variablemente, pero siguen siendo parte importante de tu organismo.

Deje un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s